Tipos de ecosistemas

Ecosistema aéreo

¿Qué es un ecosistema aéreo o ecosistema del aire?

Un ecosistema aéreo, también denominado como del aire, es un grupo de organismos en constante interacción que a la vez, se mantienen en sintonía. Ello, complementado con elementos abióticos como diversos gases (oxígeno, H2O, etc.). Tanto entre ellos como con los componentes no vivos que se encuentran en el medio ambiente, manteniendo relaciones de interacción. Un ecosistema, sea del aire o no, puede contar con dimensiones diferente. Aunque en el ecosistema del aire, por norma general, se restringe a unas pocas especies.
Estos componentes bióticos y abióticos (fauna y flora, elementos no vivos) se reconocen por relacionarse a través de ciclos de nutrientes y flujos de energía. Un ecosistema se define por la cadena de relaciones que mantienen sus organismos.

Cuando hablamos de los ecosistemas aéreos, la principal ventaja para los niveles inferiores de este medio es que tiene pocos predadores. Y esto se debe a las características básicas del medio. La ventaja para los consumidores secundarios y terciarios es que no cuenta con diversos obstáculos como en otros ecosistemas; lo que termina por facilitar el desplazamiento. Además de que esto provoca que puedan encontrar a su presa de manera más sencilla; ya que en este medio sistemas como la ecolocalización de los murciélagos o la vista de los halcones adquiere mayor relevancia.

 

Especies en el ecosistema aéreo

Muchas especies llegan a este medio debido a la influencia directa del viento. Muchos de los insectos, entre otros organismos de menor tamaño, se las arreglan para desplazarse a algún otro medio. Ejemplo de ello son los bosques, por poner un ejemplo, son arrastrados por el viento.

Además de esto, la primera colonización de la planta en la Tierra se debió al hecho de que el viento actuó como un transporte para los musgos y sus esporas. El viento actúa como un medio para transportar las semillas. Esta es la razón por la que muchas plantas lo usan, incluyendo algunas flores muy llamativas, como las orquídeas.
Muchos insectos hacen vida en el ecosistema del aire, como los escarabajos. En general hay 2 grandes conjuntos de animales que acompañan a los insectos en el aire: las aves y los murciélagos.

Biota del ecosistema aéreo

En cuanto a la flora del ecosistema aéreo, sólo podemos mencionar a algunas especies de árboles de gran tamaño. Fuera de ello, como mencionamos anteriormente. El ecosistema aéreo se encuentra libre de obstáculos que puedan perjudicar el desplazamiento de las especies.

A continuación, presentamos algunos de los ejemplos de animales más comunes en el ecosistema aéreo:

Albatros

La mayor parte de estas aves se pueden localizar en el hemisferio sur de la Tierra: Por ejemplo, en países como Argentina, Chile, la Antártida y Nueva Zelanda. Ya que hay menos de 5 especies conocidas en el hemisferio norte. Este tipo de alimentos carnívoros y viven 5 décadas.
Los albatros cuentan con el mayor alcance en sus alas que cualquier otra ave. Estas aves usan sus grandes alas para desplazarse con mayor facilidad en los vientos de los océanos; en ocasiones pueden volar incluso por horas sin posarse en tierra.

Asimismo pueden flotar en la superficie del océano, si bien esta situación los hace frágiles a los predadores oceánicos. Los albatros tienen la capacidad de consumir agua del mar, como sucede con otras especies de ecosistemas aéreos cerca del océano.
Pocas veces se ven en tierra adentro o lejos de la costa, generalmente solo cuando la época de apareamiento. Cabe mencionar, así mismo, que sus alimentos se encuentran en el mar.

Águilas

Las águilas calvas prosiguen siendo algunas de las especies animales del ecosistema aéreo más comunes en Alaska, los Estados Unidos y Canadá. Estas aves de caza emplean sus tacones para pescar, mas logran muchos de sus comestibles pues son buitres o bien por el hecho de que hurtan presas de otros animales.
Viven cerca de sitios donde puedan tener acceso a líquido, por lo que suelen encontrarse en las costas y los lagos, donde los peces son fáciles de cazar.

Buitre

Los buitres, en general, cuentan con un papel por demás trascendental en el mantenimiento del ecosistema. Ayudan al aprovechamiento de los cadáveres de animales de gran tamaño. Los buitres son aves que presentan dimensiones importantes, en comparación con otras aves que podemos encontrar en el ecosistema aéreo. Hay cerca de veintitrés especies conocidas en el mundo, siendo las principales las que también se encuentran en zonas montañosas.

Hay un buen número de especies presentes en Europa, Asia y África, recurren a su genial vista para encontrar animales fallecidos para tener su comestible. Por su parte, los buitres que se encuentran en América cuentan con un enorme sentido del olfato para poder encontrar su comida.

Los buitres no atrapan presas vivas, sino que se comportan de forma carroñera, consumiendo cadáveres de animales. Debido a esto, el ácido en sus estómagos es realmente corrosivo.

Halcón

Los halcones se encuentran presentes en todos y cada uno de los continentes, con excepción del Antártico. Son las aves de presa que se pueden divisar de forma más usual. Como puedes imaginar, los halcones prefieren desplazarse en entornos abiertos, lo que les permite divisar sus presas de forma mucho más rápida.

Los halcones cazan prácticamente solamente a otras aves de menor tamaño, incluyendo palomas y pequeños pájaros. Y para ello hacen uso de su vista y características particulares, como velocidad y garras diseñadas para apresar.

En ocasiones pueden consumir pequeñas serpientes, entre otros reptiles y roedores de pequeñas dimensiones.
Gracias al tamaño y a la dimensión que presentan, los halcones se encuentran diseñados para viajar a grandes velocidades. Algo esencial para obtener su alimento en la mayoría de las ocasiones.

Los halcones tienen 2 formas de atrapar su presa. Ciertas especies atrapan a los animales con sus garras, al tiempo que otras los matan con sus grandes picos.

Los halcones han sufrido por su alta situación en la cadena alimentaria. Los pesticidas pueden acumularse en cantidades mortales para las aves predadoras, como en los halcones. En muchas ocasiones asimismo pueden volverse estériles, afectando su capacidad de reproducirse.

Escarabajos

Estos insectos tienen en torno a cuatrocientos especies. De hecho, son uno de los especímenes más rico en especies que podemos encontrar en el ecosistema aéreo. Forman alrededor del cuarenta por ciento de todos y cada uno de los insectos. La familia más grande, se dice que cuenta con más de 80 especies. Se hallan en prácticamente cualquier tipo de hábitat, con excepción de los totalmente acuáticos o los muy fríos.

Si bien corresponden en su mayoría a carnívoros, lo suelen ser de orden secundario. Ya que los escarabajos, debido a su tamaño, suelen ser presa de otros animales, como murciélagos y aves de tamaño medio.

Estos animales interaccionan con los ecosistemas de diversas maneras. Por ejemplo, escarabajos de forma frecuente se nutren de hongos y varias plantas, a la vez que ayudan a descompones los tejidos de flora y fauna. De esta forma, cuentan con características semejantes a las de los organismos descomponedores.

Prácticamente todos los escarabajos cuentan exactamente la misma anatomía, solo ciertos tienen ciertas variaciones. Ejemplo de ello son los tipos que presentan dimorfismo sexual. Así mismo, diversas especies de escarabajos padecen de aposicatismo, con colores realmente llamativos, que advierten a los consumidores de una posible intoxicación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies