estructura de un ecosistema
Ecosistema,  Tipos de ecosistemas

Estructura de un Ecosistema: así se compone

¿Conoces la estructura de un ecosistema? Mucho se ha hablado de estas comunidades, pero en forma general, suele generar confusión. Por eso hemos decidido esclarecer el asunto. Te invitamos a que nos acompañes, ya que la información te será de ayuda.

Ecosistema, ¿qué es?

Antes de explicar la estructura de los ecosistemas, retrocedamos un poco y analicemos la definición. En palabras sencillas, se trata de un conjunto de organismos vivos –como animales, plantas y hongos– que viven en un entorno o medio físico, e interactúan entre sí y se ven afectados por ciertos factores o elementos.

tipos de ecosistemas

Cuando hablamos de organismos vivos nos estamos refiriendo a todo, prácticamente, cualquier grupo o comunidad con vida. Desde los pequeños organismos multicelulares, hasta los animales más imponentes. Mientras que los factores pueden ser elementos físicos, como la temperatura y precipitación, o químicos, como el pH.   

Estructura de los ecosistemas

Sabiendo la definición, ahora sí podemos conocer la estructura de un ecosistema. De hecho, lo mencionamos superficialmente, pero vale la pena ahondar en profundidad.

Elementos abióticos

Los elementos abióticos son todos aquellos elementos y componentes de un ecosistema que no poseen vida, como los factores climáticos (temperatura, precipitación, el suelo, los rayos solares y el agua). Son parte del medio y normalmente interactúan con los organismos vivos, cambiando y modificando notoriamente su desenvolvimiento en dicho espacio.

Los elementos abióticos determinan la capacidad de los organismos en un ecosistema. Por ejemplo, en un medio de agua, es imposible que los animales terrestres, como los leones o panteras, puedan vivir. Cosa que equilibra los ecosistemas de tierra, que propician un medio aceptable. Así que ambos componentes necesitan del otro y cumplen funciones específicas que se ven influenciados por despidos

Elementos bióticos

Si antes hablábamos de sustancias y componentes que carecen de vida en ecosistemas, ahora la siguiente estructura comprende a los que sí viven y se desenvuelven en un medio. Como bien mencionamos anteriormente, cambian dependiendo del espacio físico, y pueden ser pequeños, que no se pueden identificar a simple vista, o medianos, grandes, gigantes y así sucesivamente.

Por otro lado, estos organismos vivos cumplen una función dentro de los ecosistemas. Los cuales se dividen en la capacidad para adquirir nutrientes o alimentarse.

ecosistema

  • Productores. Como lo dice su nombre descriptivo, son los organismos vivientes que producen su propio alimento a partir de los componentes químicos o físicos. Por ejemplo, las plantas utilizan la energía del sol y nutrientes en el suelo (pH) para la fotosíntesis.
  • Consumidores. A diferencia de los productores, los consumidores no son capaces de producir sus propios nutrientes o alimentos y por lo tanto aprovechan a otros organismos vivos para adquirir esas sustancias fundamentales. A su vez, se dividen en dos: los herbívoros, que son organismos que se alimentan únicamente de plantas. Y carnívoros, organismos que se alimentan de otros animales.
  • Descomponedores. El último elemento biótico de la estructura de los ecosistemas son los reductores, que se alimentan de los nutrientes de animales muertos. El ejemplo por excelencia de este elemento son las bacterias u hongos, quienes reducen la materia orgánica de los animales muertos. Y, a su vez, sirve de alimento para los consumidores, así que mantienen el ciclo de equilibrio.  

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies