ecosistema terrestre
Ecosistema,  Tipos de ecosistemas

Ecosistema terrestre

Las zonas del planeta tierra cuya característica habitable principal es la tierra o el suelo, son los que más población de seres vivos posee. Estos espacios son conocidos como ecosistema terrestre y los organismos que allí residen se consideran como “especies terrestres”.

En estas biosferas se encuentran desarrollándose una inmensa cantidad y variedad de especies de flora y fauna. Estos últimos, con el paso del tiempo, han logrado evolucionar y adaptarse a las condiciones de vida que esta biosfera les ofrece.

Estas condiciones de vida van a ser determinada, en su totalidad, por factores abióticos como la temperatura, el suelo, entre otros.

Además, a diferencia de los organismos que residen en los espacios acuáticos, en el ecosistema terrestre, las especies deben encontrar agua. Ya que, este líquido es totalmente vital para todos los seres vivos.

En este tipo de hábitat, las especies cuentan con una serie de características variadas entre ellos. Esto debido a los factores externos, anteriormente mencionados, que se encargan de condicionar la forma de desenvolverse de los animales y plantas, como por ejemplo rosas o nenúfares.

Entre estos factores se encuentran: la intervención de la mano humana y el peligro que eso conlleva, el clima, los rayos solares y la búsqueda de nutrientes.

En cuanto al primer factor mencionado, el ser humano está encima de la cadena alimenticia, por lo que siempre será un peligro para cualquier especie.

¿Qué es un ecosistema terrestre?

Se le conoce como ecosistema terrestre a todo aquel espacio de terreno o suelo, donde habitan variedades de especies animales y vegetales. Además, aquellos animales que ocupan la mayor parte de su tiempo sobre el aire, también entran en la lista de especies terrestres.

Estos espacios son muy variados, en cuanto a formas, firmeza del suelo, clima y factores ambientales en general. Por ejemplo, existen algunos planos, otros montañosos; algunos son muy cálidos, mientras que otros cuentan con temperaturas muy bajas.

Dependiendo de los factores anteriormente mencionados, la diversidad de especies que habitan estos espacios puede variar. Esto se debe a que no todos los organismos logran subsistir de la misma forma, al contacto con algunos de estos agentes.

Además, el agua, como agente principal, no se encuentra ubicado en el ecosistema terrestre. Aunque, gracias a las precipitaciones, el líquido vital, en algunas ocasiones, logra bañar todo el suelo de estos espacios, brindando así hidratación a la vegetación.

En otro orden de ideas, la fauna que habita el espacio terrestre, se ha tomado la tarea de realizar cambios en ellos mismos. Logrando con esto evolucionar, para lograr adaptarse a los cambios ambientales y del suelo, que estos biomas presentan con el paso del tiempo.

Sus extremidades se han solidificado, para poder caminar sin ningún tipo de complicaciones sobre el terreno rígido. Además, han desarrollado habilidades humectantes en sus pieles, debido a que algunos residen en espacios con poca humedad o muy cálidos.

De igual forma, la contaminación ambiental, producida en su mayor parte por el ser humano, es el principal enemigo de estos ecosistemas. Se considera como el espacio habitable que más se ha visto afectado por las complicaciones que generan la falta de descomposición de la basura en el ambiente.

Características de un ecosistema terrestre

Como ya se mencionó anteriormente, el agua es el principal capital que brinda vida a todas las especies que habitan el planeta. Sin embargo, a los animales y plantas que residen en los espacios terrestres, se les complica un poco la labor de ingerir este líquido.

Con respecto a los animales, algunos deben movilizarse hacia otros ecosistemas, como por ejemplo los mixtos, para lograr beber agua. Por su lado, la vegetación tiene la tarea un poco más complicada, debido a que estas especies no poseen la habilidad de desplazarse.

Por lo que, todas las plantas que se encuentran en el ecosistema terrestre deben depender en su totalidad de agentes externos. Uno de estos agentes son las precipitaciones de lluvia, las cuales son esenciales para la gran mayoría de especies de la flora que existen.

Aunque, existen algunas de estas plantas que no cuentan con la suerte de ubicarse en espacios con altas cantidades de precipitaciones. Por lo que, con el paso de los años, han tenido que evolucionar, para lograr adaptarse a las condiciones climáticas de donde se encuentran.

Por ejemplo, las plantas que se encuentran en desiertos con temperaturas muy altas y pocas lluvias, han adquirido la habilidad de almacenar agua en su organismo, para lograr recibir hidratación cuando está sea necesaria.

Entre otras de las características importantes de este tipo de sistema habitables, se encuentra el viento, como agente de erosión. Además, este factor sirve como “medio de transporte” para algunas especies de tamaños reducidos, que tienen la labor de realizar extensos viajes.

También, la luz solar es un agente de mucha importancia para el desarrollo de la vida en este ecosistema. Es el requisito principal para que las plantas realicen el proceso de fotosíntesis. Por otro lado, los animales se benefician del calor que esta estrella genera.

Tipos de ecosistema terrestre

Existe una gran variedad de tipos de ecosistemas terrestres. Sin embargo, aquí daremos a conocer algunos de los más extensos y relevantes.

Desiertos.

ecosistema terrestre

Los desiertos son un tipo de hábitat terrestre donde las precipitaciones están muy escasamente presentes. Estos espacios se caracterizan por poseer temperaturas muy altas durante las horas del día y fríos impensables durante la noche.

En estos ecosistemas, la lluvia no se hace presente gracias a la ausencia de vapor de agua en el suelo. Al no tener la posibilidad de realizar evaporación, para condensar ese vapor, las nubes no cuentan con agua para evacuar la lluvia.

En cuanto a las noches en los desiertos, estas cuentan con bajas temperatura, también, gracias a la escasez de vapor de agua. Además, los vientos que se acostumbran en estos espacios son máximos.

Con respecto a la fauna que reside en estos ambientes, han tenido que pasar por etapas evolutivas. Esto con el fin de desarrollar habilidades que les permitieran subsistir de forma óptima, ante los factores extremos ya mencionados.

Este ecosistema terrestre se encuentra mayormente poblado por animales del tipo reptiles. Esto gracias a que su piel ha desarrollado una gran resistencia a los cambios climáticos. Entre los que se pueden resaltar están las lagartijas y lagartos.

Por su parte, la vegetación que se forma en los desiertos, también ha sufrido cambios con el paso de los años. Pero, en este caso ha costado un poco más, debido a que las plantas no cuentan con la habilidad de moverse.

Bosques

Los bosques poseen las características de poseer grandes cantidades de vegetación. Además, la variedad de especies de plantas que allí se encuentran, también es muy variada.

Estos espacios terrestres son los que más extensión territorial posee en todo el planeta Tierra. Sin embargo, si se cuentan todos los ecosistemas, este queda de segundo lugar en cuanto a tamaño, solo por detrás del ecosistema acuático.

Se caracterizan por poseer ambientes muy húmedos. También cuentan con una temperatura promedio de 24 grado centígrados, lo que se considera un clima templado y con altos niveles de humedad.

Además, los bosques cuentan con la mayor diversidad de especies vegetales que se conocen sobre el mundo. Por el mismo lado, la variedad de especies animales, que dentro de estos espacios terrestres se encuentran, también es altísima.

Hay muchos tipos de bosques dentro del ecosistema terrestre, sin embargo, aquí resaltaremos los dos más importantes.

ecosistema terrestre

Bosque tropical.

Las precipitaciones en este tipo de bosque son abundantes y muy frecuentes. Poseen una gran variedad de árboles que cuentan con las hojas anchas. Las cuales son características de este tipo de ambientes.

Estos ecosistemas tienden a inundarse de forma muy frecuente gracias a las abundantes lluvias que se presentan aquí. Sin embargo, esto es muy favorable para las especies vegetales que hacen vida en estos espacios.

La flora que se hace presente en los bosques tropicales tiende a ser muy exuberante y abundante. Según los estudios, existen cientos de miles de especies florales, a través de todos bosques del ecosistema terrestre.

Entre los tipos de bosques tropicales que existen, se puede resaltar la selva del Amazonas.

Bosque Andino

Este tipo de bosque se puede hallar fácilmente en la Cordillera de los Andes, ubicada en toda Sudamérica. Entre los países que se encuentran atravesados por esta Cordillera y sus bosques, son Perú, Ecuador, Colombia y Venezuela.

Estos espacios forestales, al igual que los bosques tropicales, cuentan con una gran abundancia de especies de plantas. Pero, la diferencia está en que en el bosque andino, los arboles cuentan con hojas pequeñas pero con mucha presencia.

Tienden a estar ubicados a muchos metros sobre el nivel del mar. Por lo que la neblina y las bajas temperaturas, suelen hacerse presente, casi, por todo el día.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies