ecosistema-desierto
Ecosistema,  Tipos de ecosistemas

Ecosistema desierto

Se conoce como ecosistema desierto a todas las especies de plantas y animales que cohabitan en espacios desérticos. Entre estos seres vivos se da una interacción vital que asientan las bases para su condición de vida, haciendo posible una supervivencia mutua.

Los desiertos son entornos cuya característica principal es su ambiente seco y árido, como consecuencia de la poca precipitación de agua anual. Debido a esto, es casi imposible para el hombre habitar en zonas desérticas.

Hay diversos tipos de ecosistemas desiertos: están los desiertos calientes, como el Sahara; y fríos, como la cima del Everest. En ambos casos, estas zonas desérticas reciben muy poca lluvia. Otra característica peculiar de este ecosistema es que por las noches la temperatura desciende considerablemente.

Las características de estos entornos dan lugar al nacimiento de un ecosistema bastante peculiar. Las plantas que suelen crecer en estos entornos poseen una alta resistencia a las condiciones de vida que les rodean.

Características del ecosistema desierto

caracteristicas-ecosistema-desierto

Un ecosistema desierto recibe un promedio de 250mm de lluvia anuales. Este es un valor variable, por lo que puede llegar a ser mucho menos. Ejemplo de ello es el desierto del Sahara, donde hay zonas que no reciben una gota lluvia durante varios años.

En los desiertos es normal ver una variación extrema en la temperatura durante el día y la noche. Al no haber vegetación y agua, se le hace a la tierra muy difícil absorber la radiación solar.

Como consecuencia, se hace casi imposible que la tierra conserve el calor durante la noche, lo cual trae consigo un descenso abrupto de la temperatura cuando el sol cae.

El suelo del ecosistema desierto se compone en su mayoría de arena. Esto hace que sea un suelo bajo en nutrientes orgánicos, necesarios para el crecimiento de las plantas. Debido a ello, es casi imposible el desarrollo de  vegetación. Solo algunas especies logran crecer en este tipo de ecosistema.

Las plantas y animales que se desarrollan en los desiertos cuentan con características específicas que les permiten habitar en este entorno. Una de estas características es su capacidad para almacenar grandes cantidades de agua y reproducirse muy rápido durante los cortos períodos de humedad.

Tipos de ecosistemas desérticos

tipos-ecosistema-desierto

Desiertos calientes

Los desiertos calientes se encuentran casi todos cerca de la línea del Ecuador. También suelen estar al nivel del mar. Como ya hemos mencionado, el Sahara es uno de los desiertos calientes más conocidos.

Una característica de este tipo ecosistema desértico es que su suelo es muy caliente, el agua y la sombra son escasos. Por ende, las condiciones de vida en este ambiente son muy duras y solo pocas especies de plantas pueden sobrevivir.

Desiertos fríos

Estos suelen ser comunes en montañas con mucha altitud, sobre todo en los picos rocosos.

En los desiertos fríos el suelo tiende a ser rocoso o arenoso. Esto crea un ambiente hostil para el desarrollo de cualquier especie animal o vegetal. No obstante, también es posible apreciar como algunas especies han logrado adaptarse.

Desiertos helados

Los desiertos helados guardan similitud con los desiertos fríos. La diferencia está en que estos solo se encuentran en los polos norte y sur de la Tierra. También se encuentran en las nieves perpetuas de los picos montañosos. Se diferencia del desierto frío dado que su suelo no es de roca o arena, sino que está conformado por hielo en su totalidad.

Desierto semiárido

Son un tipo de ecosistema desierto que durante el verano tiende a alcanzar temperaturas entre los 21ºC y los 27ºC. Durante las noches esta puede bajar hasta unos 10ºC. Sus precipitaciones también suelen ser bajas, sin embargo, son más frecuentes que en los desiertos calientes. A pesar de las constantes lluvias, siguen siendo ambientes secos como es el desierto de Montana.

Desiertos costeros

En este tipo de ecosistema desierto la temperatura varía entre los 13ºC y 14ºC durante el verano. Cuando llega el invierno, las temperaturas alcanzan los 5ºC y presentan un nivel poco más alto de precipitaciones que el desierto semiárido, tal cual como el desierto de Atacama.

Clima del ecosistema desierto

clima-ecosistema-desierto

El ecosistema desierto es el bioma más seco de la Tierra a causa de las altas temperaturas y las bajas lluvias anuales. Su clima junto con la aridez del suelo, la cual se compone principalmente de arena, crea un entorno desnudo y solitario donde es casi imposible el desarrollo de seres vivos.

Como consecuencia, la flora y la fauna es escasa en este bioma. De hecho, las pocas especies que se encuentran dentro del ecosistema desierto cuentan con grandes capacidades de adaptación. Esto les permite sobrevivir en el ecosistema más hostil del planeta.

Clima desierto cálido

Los desiertos cálidos se dividen según los tipos de clima:

  • Estepario o semiárido: Son zonas con una media de precipitaciones de 250mm a 500mm anuales. Son el ecosistema limítrofe de este bioma.
  • Árido: las precipitaciones anuales van de 25mm a 250mm.
  • Hiperáridas: La aridez de estos desiertos es tan alta que pueden pasar varios años si recibir una gota de lluvia. En estas zonas la temperatura puede variar enormemente. Incluso, pueden darse una variación de más de 20ºC.

Clima del desierto frío

Si bien en los desiertos cálidos la temperatura puede ser extremadamente alta, en los desiertos fríos, al no haber precipitaciones, la temperatura puede irse al otro extremo. Ejemplo de ello es la Antártida, el desierto más grande del mundo, el cual maneja una temperatura promedio de -20ºC.

Hidrografía

Ya hemos mencionado que las precipitaciones del ecosistema desierto son muy escasas e irregulares. Esto se debe a que este bioma tiende a presentar anticiclones tropicales constantemente. Las zonas desérticas que menos se ven afectada por el agua son las semiáridas o esteparias ya que son un ecosistema límite, cercanos a otros biomas con una presencia de anticiclones tropicales mucho menor.

Debido a ello, el promedio de precipitaciones anuales va de 150mm a 170mm. A pesar de ello, los desiertos pueden pasar más de medio año en sequía. En las zonas desérticas más interiores, las precipitaciones ni siquiera llegan a 150mm, por lo que todo el año el clima es seco o árido, mucho más extremo que en el borde del desierto.

Hay momentos en donde se forman ríos en los desiertos durante una época del año. Este tipo de río se le conoce como uadis. Sin embargo, la cantidad de agua que estos ríos proveen es muy justa. Sobre todo, porque las lluvias son escasas y caen en períodos muy cortos en forma de grandes torrenciales. Acto seguido se secan, dejando solamente la marca de lo que fue el caudal del río sobre la arena y permaneciendo seco durante el resto del año. Un dato interesante es que los uadis muy pocas veces logran desembocar en el mar dado que el agua es absorbida, evaporada o se estanca muy rápido.

Flora del ecosistema desierto

flora-ecosistema-desertico

Un hecho increíble es que los desiertos pueden producir semillas que permanezcan latentes durante largos períodos de tiempo. Como resultado, estas son capaces de sobrevivir a las sequías prolongadas, hasta que la lluvia llega y da lugar al nacimiento de una nueva planta resistente al clima árido.

Plantas suculentas

Estas son plantas con una gran capacidad para almacenar agua en sus espinas, como los cactus. En estas plantas la fotosíntesis se da en el tallo y poseen pliegues los cuales se expanden muy rápido cuando llegan los cortos períodos de humedad.

Arbustos

Los arbustos cuentan con una estructura especial para impedir la fuga de agua. Plantas como el acebo mantienen sus hojas de un modo en el que el Sol solo puede golpear uno de sus lados. Así también esta planta tiene una cubierta de sal fina cuyo propósito es reflejar los rayos solares e impedir que este golpee directamente a la hoja.

Fauna del ecosistema desierto

fauna-ecosistema-desierto

Insectos y arácnidos

En el desierto, las especies animales que más abundan y que se encuentran fácilmente son los insectos. Los más comunes de este bioma son las langostas, escarabajos, polillas, arañas y hormigas.

En algunos de los ecosistemas las polillas de la yuca ejercen una tarea muy importante. Estos insectos son los encargados de polinizar la planta de la yuca para su reproducción.

Reptiles

En el bioma desértico, los reptiles destacan por su resistencia extrema a las altas temperaturas. Esto lo logran gracias a su capacidad para regular la temperatura corporal. Entre los reptiles del desierto se encuentran diversas especies de lagartos y serpientes.

Entre las serpientes de desierto podemos destacar la cobra, el cascabel, la serpiente rey y la hognose. En cuanto a los lagartos, el desierto tiene reptiles capaces de cambiar de color y mimetizarse con su entorno. Hay otros lagartos venenosos como el lagarto cuello de frilled y el monstruo de gila.

Aves

Las aves del ecosistema desierto cuentan con ciertas particularidades que le hacen posible la supervivencia en este entorno hostil. El urogallo de arena cuenta con plumas que pueden absorber agua, garantizando así su supervivencia y la de sus crías.

Hay otras aves como el carpintero de gila, que construye sus nidos dentro de los cactus. Gracias a que estas plantas son frescas y húmedas en su interior, sus bebés pueden sobrevivir.

Mamíferos

Increíblemente, en el desierto es posible encontrar diversas especies de mamíferos con características y tamaños muy diversos. La mayoría de los mamíferos son excavadores, cualidad que les permite escapar de las altas temperaturas del día y salir por la noche para buscar alimento.

Por otra parte, hay mamíferos de desierto que no excavan, entre ellos los canguros, los leones y los caballos. En el caso de los leones, estos se hidratan a través de la sangre de sus presas.

También hay otros mamíferos como los conejos, erizos y zorros, cuyas orejas les permite irradiar el calor lejos de su cuerpo. Otro dato curioso es que la ardilla del desierto coloca su cola sobre su cabeza creando un parasol que le permite mantenerse fresca.

No se queda por fuera el camello. Es bien sabido que su principal cualidad es la capacidad de almacenar grasa en sus jorobas para continuar su alimentación, aumentando su capacidad de sobrevivir ante la escasez de agua.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies