Tipos de ecosistemas

Ecosistema artificial

¿Qué es un ecosistema artificial?

Un ecosistema artificial cumple con todos los criterios de un ecosistema natural, pero es hecho y controlado por los seres humanos. Se crea para imitar un ecosistema natural, pero a menudo es menos complejo y con una diversidad genética muy baja. Los huertos, las tierras de cultivo, un jardín y los embalses artificiales son algunos ejemplos de ecosistemas artificiales.

Un ecosistema natural consiste en una diversidad de especies de plantas. Y animales que interactúan significativamente con las cosas no vivientes que también están presentes en el sistema. Es naturalmente sostenible y no requiere la intervención de los seres humanos para sobrevivir. Un parque y un estanque son ejemplos de un ecosistema natural. Un ecosistema artificial, sin embargo, no puede prosperar productivamente sin la supervisión humana.

Seres humanos y ecosistemas artificiales

Los seres humanos necesitan tender a cada componente de un ecosistema artificial para que sea un medio ambiente sostenible. Un arrozal requiere fertilizantes y un suministro constante de agua para poder cultivar. Cuando los cultivos son cosechados, deja a la finca un sistema abierto que depende de fuentes externas. Para que las nuevas plantas y materia orgánica se desarrollen y prosperen. Un jardín necesita ser cuidado sacando malas hierbas. Los pequeños roedores, insectos y aves también pueden sobrevivir en el jardín. Y proporcionar biodiversidad, pero los humanos alejan a la mayoría de estos animales para mantener el equilibrio del jardín.

Algunas de las principales características importantes de los ecosistemas artificiales son los siguientes:

La diversidad será menor en comparación con los sistemas naturales. Es probable que las especies desfavorables y menos favorecidas disminuyan lentamente.

Los sistemas naturales no tienen metas definidas y evolucionaron por ensayo y error y su valor de supervivencia. El ecosistema artificial es pragmático con objetivos bien definidos. Los sistemas artificiales son más frágiles y son más vulnerables al fracaso debido a la falta de diversidad y a los fuertes sistemas de autorregulación que caracterizan a los sistemas naturales.

Los ecosistemas artificiales con mejoras adicionales en el diseño pueden aumentar la capacidad de observación de la población en un espacio dado. Y así, permitir la expansión del hábitat humano en los océanos, el espacio exterior, los cuerpos extraterrestres y los espacios subterráneos.

Los ecosistemas artificiales dependen de las leyes cósmicas naturales. El hombre es sólo un descubridor, pero no un hacedor de leyes naturales. Aquí los ecosistemas artificiales no son contradicciones y negaciones de los sistemas naturales. Sólo las proporciones y velocidades de las interacciones ecológicas pueden ser para beneficio del hombre. Por lo tanto, todos los llamados ecosistemas artificiales son sólo semi-artificiales.

Ejemplos de ecosistemas artificiales

Algunos ejemplos de este particular tipo de ecosistema son:

Ciudades modernas: Hidroponía (cultivo de plantas sin suelo y sin luz solar), laboratorios del cielo y naves espaciales, acampada de exploradores, asentamientos urbanos de ocupantes ilegales, aves de corral, criaderos de cerdos, zoológicos, parques, cinturones verdes industriales, granjas agrícolas mecanizadas, bio reactores en la industria y plantas de tratamiento de residuos. En todos los ecosistemas artificiales mencionados, la mayoría de las entradas, salidas e interacciones están planificadas o mal planificadas por el hombre.

Tipos de ecosistemas artificiales

Los ecosistemas principales en este rubro son los conocidos como ecosistemas artificiales o humanizados (también llamados inducidos) y los ecosistemas naturales dentro de la misma rama.

Un ecosistema artificial no es creado por la propia naturaleza porque se crea a partir de la intervención humana, es decir, que no existía naturalmente. Los diferentes tipos de ecosistemas artificiales pueden modificarse de acuerdo con la necesidad o la voluntad del ser humano. De hecho, pueden controlarse las diferentes condiciones, como el tipo de suelo, los organismos y el agua.

En estos ecosistemas artificiales construidos por el hombre, hay factores bióticos y abióticos. Dichos factores permiten el equilibrio del ecosistema. Por ejemplo, como elementos abióticos podemos encontrar aire, agua, presas, construcciones, puentes e incluso edificaciones. Como elementos bióticos, podemos encontrar plantas y animales.

Algunos ejemplos son:

Ecosistema Agrícola

El ecosistema agrícola o agroecosistema es un tipo de ecosistema artificial regulado por la intervención humana. Con el fin de buscar un propósito determinado. Se establece en bosques, pastos e incluso montañas.

El ecosistema agrícola permite producir fibras como el algodón, el lino, la lana y, al mismo tiempo, diversos productos utilizados en la industria para la creación de productos de diferentes necesidades. El agroecosistema tiene cuatro propiedades diferentes: sostenibilidad, productividad, estabilidad y equidad.

Con el desarrollo de estos tipos de ecosistemas, es posible obtener las necesidades de calorías y proteínas animales que forman parte de la dieta del hombre. Por lo tanto, podemos entender que un agroecosistema o agrosistema es un ecosistema modificado por seres humanos. Ello, para explotar una parte de la materia orgánica producida, generalmente con fines alimentarios.

Tipos de ecosistema agrícola:

Ganadería: aquí se desarrollan generalmente diversos tipos de animales, como vacas, peces, rana, cerdos, gallinas, cabras, caballos, etc.

Agricultura: se conoce como agricultura al grupo de estrategias y conocimientos empleados por el ser humano para trabajar la tierra. Incluye las diferentes obras de tratamiento del suelo y de los cultivos hortícolas. Comprende una larga lista de acciones que modifican el estado natural del hábitat.

Cultivo de subsistencia: es el tipo de cultivo que tiene como objetivo principal la producción de alimentos para garantizar la supervivencia propia de los agricultores.

Monocultivo: conocido como cultivo único a gran escala, es la producción o el cultivo agrícola de un solo tipo de producto agrícola.

Ecosistemas urbanos

Un ecosistema urbano puede definirse como el entorno en el que los seres humanos interactúan con los diversos componentes bióticos y abióticos. El urbano puede considerarse un ecosistema transitorio, es decir, la actividad antrópica humana no es suficiente para alcanzar una situación de estabilidad. El ecosistema urbano se refiere a las ciudades.

Ecosistema artificial: ejemplos

Por ejemplo, un ecosistema humanizado o artificial puede encontrarse en árboles frutales, huertos, plantaciones de cereales creadas por el hombre o en las tierras en las que vive el ganado.

Los acuarios son algunos de los mejores ejemplos de ecosistemas artificiales. Siendo básicamente un mini ecosistema con diferentes tipos de biodiversidades.

Así mismo podemos encontrar el concepto conocido como ecosistema natural modificado. En otras palabras, se trata de un ecosistema natural, pero que tras la modificación por parte del ser humano, aparece como una especia de ecosistema híbrido.

Otros ejemplos claros de ecosistemas artificiales son los que se encuentran en zonas boscosas. Y en lugares de protección de la fauna y la flora. Porque es un intento del ser humano de recuperar el ecosistema natural.

Diferencia entre ecosistema natural y artificial

Existen varias diferencias entre los ecosistemas naturales y artificiales, entre ellas la sostenibilidad, la diversidad y el propósito. Un ecosistema natural tiene una variedad de especies y plantas. Por otra parte, se dice que los ecosistemas artificiales tienen un límite en cuanto al número. Los ecosistemas naturales son autosostenibles. Así mismo, son el resultado de una reacción. Mientras que los ecosistemas artificiales requieren la ayuda de los seres humanos:

Ecosistemas naturales:

  • La diversidad genética es muy alta.

  • Las cadenas alimentarias son más largas y complejas.

  • Sucesión ecológica ocurre con el paso del tiempo.

  • Ciclo natural de nutrientes.

  • Ecosistema del tipo natural sostenible

  • Ecosistemas artificiales

  • Ciclo de nutrientes incompletos

  • La diversidad de especies es baja, así como la diversidad genética.

  • Las cadenas alimentarias son inexistentes, incompletas o simples

  • No hay sucesión ecológica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies